Bechamel para Croquetas

  • Receta de Bechamel

  • Bechamel con Espinacas

  • Bechamel con Queso

  • Bechamel con Cebolla

  • Bechamel con Gambas


  • "Bechamel para Croquetas"

    Receta de Bechamel para Croquetas


    Para preparar croquetas en casa necesitamos preparar una buena bechamel. Hoy te traemos una receta para hacer la bechamel para croquetas de forma fácil y sin complicaciones.

    Ingredientes:

    - Leche entera o desnatada, 750 ml
    - Harina de trigo, 75 gramos
    - Mantequilla, 75 gramos
    - Un poco de nuez moscada
    - Sal fina




    Preparación:

    Si vas a preparar croquetas, te enseñamos una forma estupenda de preparar la bechamel para las mismas, para que te queden sabrosas y cremosas al mismo tiempo. En casa solemos prepararlas a menudo y siempre hacemos la bechamel de esta forma, así que te recomendamos que sigas nuestras indicaciones para que te salgan perfectas. Sigue leyendo para ver el detalle paso a paso y conseguir el mejor resultado.

    Antes de nada ponemos a calentar la leche en un cazo a fuego lento, siendo lo más recomendable emplear leche entera, pero si prefieres puedes emplear otro tipo diferente. Dejamos que poco a poco vaya tomando temperatura y retiramos el cazo del fuego antes de que la leche empiece a hervir. Se puede emplear también leche a temperatura ambiente, sóno neceistamos que no esté fría de la nevera, ya que entonces la bechamel no quedaría igual.

    En una cacerola de tamaño adecuado o en una sartén, vamos a comenzar ya a preparar la receta, así que en la misma echamos la mantequilla troceada, y la ponemos a calentar a fuego medio, no demasiado intenso. Cuando la mantequilla se haya fundido del todo vamos a agregar la harina, que previamente habremos tamizado para dejarla bien fina y sin apelmazamientos. La vamos a integrar bien sin dejar de remover todo con la ayuda de unas varillas, hasta conseguir una mezcla bien homogénea y sin grumos. Deja que se cueza la harina durante un par de minutos a fuego lento, así el resultado de la bechamel será más sabroso ya conseguiremos que la harina pierda su sabor.

    A continuación vamos a vertir la leche sobre la mezcla anterior, recordando que debe estar a temperatura ambiente o templada, y seguiremos batiendo con las varillas hasta que la leche se integre bien y la mezcla vaya espesando. A medida que vayamos removiendo observaremos que la mezcla irá tomando cuerpo, y cuando empiece a espesar bastante vamos a salpimentar al gusto y agregamos un poco de nuez moscada, para darle ese toque de sabor tan caracterísitico de la bechamel.


    Una vez que la bechamel quede bien cremosa, es decir, cuando se nos despegue de las paredes del recipiente de forma sencilla, ya tendríamos lista nuestra estupenda bechamel para croquetas, la cual podemos corregir de textura agregando algo más de leche si nos quede demasiado densa, ya que es mejor dejarla cremosa para poder añadirle el resto de ingredientes para hacer las croquetas y que las mismas queden perfectas.

    Esperamos que os resulte útil esta receta y la guardéis en vuestro recetario personal, con ella podréis probar a hacer diferentes tipos de croquetas, utilizando diferentes ingredientes como pueden ser la carne de pollo, de ternera, con espinacas...