Bechamel Microondas

  • Bechamel

    Bechamel

  • Bechamel para Croquetas

    Bechamel para Croquetas

  • Bechamel con Queso

    Bechamel con Queso

  • Bechamel con Cebolla

    Bechamel con Cebolla

  • Bechamel con Gambas

    Bechamel con Gambas

  • "Bechamel Microondas"

    Bechamel MicroondasSi necesitas hacer una bechamel de una forma sencilla y rápida, te detallamos a continuación cómo hacer esta interesante receta de bechamel microondas, una preparación fácil y que te sorprenderá por su magnífico resultado a pesar de su elaboración sencilla.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 126 votos

    Receta de Bechamel Microondas

    En esta siguiente receta te explicamos paso a paso cómo se prepara una bechamel en el microondas. Esta es una forma muy rápida y sencilla de hacer la bechamel en casa para tus platos preferidos.




    Ingredientes de Bechamel Microondas:

    - 60 gramos de harina
    - 60 gramos de mantequilla
    - 500 ml de leche entera
    - Pimienta negra molida
    - Nuez moscada
    - Sal





    Preparación de Bechamel Microondas:

    Si no tienes mucha experiencia preparando bechamel o tienes poco tiempo para hacerla, esta receta que te proponemos a continuación te va ser de mucha utilidad, ya que es una forma de hacer la bechamel de forma sencilla empleando para ello el microondas, lo que agiliza en proceso y nos ayuda a conseguir un buen resultado sin necesidad de hacerlo de la forma tradicional.

    El primer paso para hacer esta bechamel es calentar la leche justo hasta que vaya a empezar a hervir, lo que haremos en el microondas, empleando para ello un recipiente que sea apto para utilizar en el mismo, es importante. En un recipiente que sea amplio, también que sea apto para microondas, vamos a colocar la mantequilla y la ablandaremos en el microondas durante unos 30 segundos a potencia máxima, hasta que nos quede muy blanda.

    En el recipiente con la mantequilla ya ablandada vamos a agregar la harina, mejor si la hemos tamizado previamente, y la vamos a mezclar bien con la mantequilla, hasta que se mezclen formando una masa homogénea. Al acabar la metemos en el microondas de nuevo y la dejamos a potencia máxima entre dos minutos y dos minutos y medio. Al acabar sacaremos el recipiente del microondas y comenzaremos a ir añadiendo la leche caliente, poco a poco y sin dejar de remover.

    Cuando la mezcla sea bastante homogénea, vamos a echar un poco de sal, de pimienta negra molida y nuez moscada al gusto, removemos y corregimos hasta dejar la mezcla con el toque que nos guste. Para acabar vamos a volver a introducir el recipiente en el microondas a máxima potencia durante unos 3 minutos más, pero cada minuto vamos a abrir el microondas y remover la mezcla. Al acabar nos debe quedar la bechamel microondas con la textura deseada, y si necesitamos algún minuto más, lo haremos.









    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado

      Historia de la bechamel
      La bechamel tambien es conocida bajo otros nombres besamela o salsa blanca. Es una salsa a base de leche, mantequilla y otra serie de ingredientes.

      Es una de las salsas más famosas que existen, siendo el acompañamiento estrella a la hora de gratinar en el horno, pastas, verduras, pescado, carne...

      La primera receta que se conoce de bechamel dista mucho de la que conocemos hoy en día, fue descubierta por el cocinero de Luis XIV. En las recetas antiguas de bechamel empleaban una amplia variedad de quesos también para la elaboración de la bechamel, como es el caso del roquefort.

      La bechamel sirve para darle cuerpo a salsas líquidas que usemos en algunos platos o aportarle un toque cremoso a numerosas sopas.