Bechamel Ligera

  • Bechamel

    Bechamel

  • Bechamel para Croquetas

    Bechamel para Croquetas

  • Bechamel con Queso

    Bechamel con Queso

  • Bechamel con Cebolla

    Bechamel con Cebolla

  • Bechamel con Gambas

    Bechamel con Gambas

  • "Bechamel Ligera"

    Bechamel LigeraPara preparar una bechamel ligera te mostramos a continuación la receta detallada paso a paso. Es una forma de hacer la receta tradicional pero con menos calorías, aunque el proceso es el mismo como verás si te animas a prepararla.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 133 votos

    Receta de Bechamel Ligera

    Te presentamos la mejor receta para hacer una buena bechamel ligera. Te la detallamos paso a paso para que no tengas ningún problema en su elaboración.




    Ingredientes de Bechamel Ligera:

    - 275 ml de leche desnatada
    - Dos cucharadas de harina
    - Una cucharada de aceite de oliva
    - Pimienta negra molida
    - Sal
    - Nuez moscada





    Preparación de Bechamel Ligera:

    Vamos a empezar a preparar esta bechamel ligera, una variante de la receta tradicional pero con menos calorías que la misma, que te puede venir bien para hacer esta conocida salsa de una forma menos calórica. Lo primero que vamos a hacer es diluir la harina en un poco de leche, el resto de la leche la guardamos para después. Removemos muy bien para mezclar la leche con la harina, utiliza algún utensilio para que te sea más fácil y no te quede ningún grumo, como por ejemplo unas varillas, ideales para este caso.

    La leche es mucho mejor tenerla a temperatura ambiente o templada, ya que así se mezclará mucho más fácilmente que si está fría de la nevera. Una vez lo hemos hecho ponemos a calentar una sartén con una cucharada de aceite de oliva, en este aceite vamos a incorporar el resto de leche que habíamos guardado y calentamos a fuego medio para que la leche tome temperatura, pero no dejamos que comience a hervir. Agregamos a continuación mezcla de leche y harina y seguimos removiendo bien a fuego medio para que la salsa vaya tomando cuerpo.

    Agregamos también un poco de sal, de pimienta negra molida y un poco de nuez moscada, al gusto de cada uno pero con cuidado de no pasarnos. Una vez que comprobemos que la bechamel va espesando, subimos un poco la intensidad del fuego hasta que la misma empiece a hervir, momento en el que retiramos del fuego y dejamos espesar un poco más hasta el momento en el que la mezcla se depegue fácilmente de la sartén sin dejar restos de la misma, ese es el momento en el que tendremos la bechamel perfecta. Una vez lista nuestra bechamel ligera ya podemos emplearla para acompañar otros platos, ya sea para servir por encima y gratinar o bien utilizarla para hacer croquetas o cualquier otro empleo que queramos darle en la cocina. Esperamos que os haya sido de utilidad esta receta y que la guardéis para otras ocasiones.









    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado