Bechamel con Queso

  • Receta de Bechamel

  • Bechamel con Espinacas

  • Bechamel con Queso

  • Bechamel con Cebolla

  • Bechamel con Gambas


  • "Bechamel con Queso"

    Receta de Bechamel con Queso


    A continuación vamos a enseñaros a preparar una rica bechamel con queso, una variante de la bechamel tradicional con la que puedes acompañar numerosos platos.

    Ingredientes:

    - 25 gramos de mantequilla
    - 1 cebolla picada
    - 2 cucharadas de harina
    - 750 ml de leche
    - Nuez moscada
    - Sal
    - Pimienta blanca
    - 100 gramos de queso rallado




    Preparación:

    En esta ocasión vamos a preparar una salsa bechamel a la que le incorporamos queso rallado, para obtener una variante más sabrosa y con una textura estupenda gracias al queso cuando se funde. Es muy sencilla de preparar y la puedes emplear para acompañar muchos y diferentes platos. Te detallamos la receta a continuación.

    La leche la tienes que tener a temperatura ambiente o calentarla en un cazo previamente, ya que nunca se debe emplear leche fría para hacer bechamel. Por otro lado, en otro cazo u olla pequeña, echamos la mantequilla y esperamos a que se derrita, momento en el que agregaremos la cebolla bien picada y la freímos un poco en la mantequilla derretida. Cuando esté doradita, vamos a añadir la harina, y con unas varillas la integramos bien con la mantequilla y la cebolla.

    Cuando obtengas una masa cremosa y de color amarillento, pon a fuego lento y añade la leche, removiendo de forma constante, hasta que desaparezca del todo y se haya formado la bechamel. Déjala bien cremosa y añade entonces una pizca de sal y pimienta y nuez moscada al gusto, y remueve de nuevo.


    Por ultimo vamos a añadir el queso rallado, y volvemos a remover a fuego lento durante unos minutos, hasta que el queso se haya fundido y se haya mezclado bien con la bechamel. Ten en cuenta que es una receta muy calórica, tanto por la mantequilla, como por la harina y por el queso, así que no es bueno añadir mucha cantidad de queso, sólo lo justo como para darle sabor. Ya la puedes retirar del fuego hasta el momento que necesites usarla. Esperamos que te resulte útil esta receta.